Potenciales estudiantes con ingreso Ranking 850 visitan nuestro Plantel

Más de un centenar de estudiantes de cuarto medio provenientes de establecimientos técnico profesionales, particulares subvencionados y municipales visitaron nuestro Plantel para conocer el proceso de postulación al cupo Ranking 850, así como los servicios del PAIEP para acompañamiento y tutoría en el primer año universitario.

Por Nicolás Sepúlveda

 

Provenientes de establecimientos técnico profesionales, particulares subvencionados y municipales, más de un centenar de estudiantes de cuarto medio visitó la U. de Santiago para conocer el proceso de postulación al cupo Ranking 850, así como los servicios del PAIEP para acompañamiento y tutoría en primer año universitario que los espera.

La actividad realizada en el Auditorio de Ingeniería Industrial el miércoles último, permitió informar a las y los estudiantes, a sus profesores y orientadores, los beneficios del cupo R850 y las oportunidades de ingreso a nuestra Casa de Estudios, así como generar una vinculación con colegios con alto índice de vulnerabilidad (IVE) de la Regiones Metropolitana y de O’Higgins.

Este cupo está dirigido a los estudiantes de máximo rendimiento escolar, pero con un mínimo rendimiento en pruebas estandarizadas como la PSU, de allí que no tienen la posibilidad de postular a las universidades adscritas al Sistema Único de Admisión (SUA) al no conseguir un puntaje superior a 475. Este año nuestra Universidad, aumentó a 40 los cupos ofrecidos para ingresar al programa de Bachillerato en Ciencias y Humanidades de nuestra corporación.
 

Iniciativa líder

La actividad fue inaugurada por el director del Departamento de Ingeniería Industrial, Juan Sepúlveda, quien destacó la iniciativa del Programa de Acceso Inclusivo, Equidad y Permanencia (PAIEP), y sostuvo que “este programa  de nuestra Universidad es una iniciativa líder que se hace cargo de aminorar la brecha de calidad que se genera en la educación secundaria por los motivos que la sociedad chilena ya conoce y representa una gran oportunidad de atraer estudiantes de calidad a los estudios de Ingeniería”. 

La subdirectora del PAIEP, Beatriz Rahmer, invitó a los estudiantes a postular al cupo Ranking 850 considerando que quienes ingresen por esta vía acceden al programa de Bachillerato en Ciencias y Humanidades y a un tutor (a) de acompañamiento individual en el PAIEP, que los acompañará para apoyar su proceso de nivelación académica.
 

500 potenciales beneficiarios

A su vez, el coordinador del cupo Ranking 850, Francisco Gatica, expresó su satisfacción por el cumplimiento de esta última actividad de difusión en Ingeniería Industrial, la cual se suma a otras cinco realizadas en conjunto con la Secretaría Regional Ministerial de Educación en las macro zonas de la Región Metropolitana, alcanzando a más de 500 potenciales beneficiarios del cupo Ranking 850, iniciativa inédita en el sistema de educación superior chileno.

Gatica agregó que “el objetivo de esta iniciativa fue difundir el cupo ranking e informar sobre las diferentes oportunidades que existen para ingresar a la educación superior cuando se tiene un ranking de notas elevado, sobre todo considerando que nuestra universidad  pondera un 50% la trayectoria académica de Enseñanza Media del estudiante (10% NEM, 40% ranking)”.

“A pesar de esto, sin embargo, son cerca de 1.300 estudiantes a nivel nacional los que no logran obtener 475 puntos ponderados entre las pruebas de matemática y lenguaje, mínimo para postular a una universidad del Sistema Único de Admisión (SUA), lo que motivó la creación de este cupo. Y es bueno resaltar que todos los detalles los tenemos en nuestro sitio www.ranking850.cl”, agregó.
 

Testimonios

“Respecto de la iniciativa cupo Ranking 850 me parece coherente con la historia de la Universidad de Santiago, que trae toda una carga histórica de enorme valor a nivel nacional, desde la época de la Escuela de Artes y Oficios, EAO, y la Universidad Técnica del Estado, UTE. Ello, porque apunta a lo que es la esencia de la universidad; vale decir, incorporar a estudiantes que no tienen acceso por los sistemas actuales, permitiendo abrir las puertas para que ingresen estudiantes que cambiarán la sociedad, haciéndola más inclusiva y diversa”, destacó la orientadora del liceo Antonio Hermida Fabres de Peñalolén, Silvia Fernández.

A su vez, Carlos Henríquez, del Liceo Polivalente A 119 de Talagante, destacó: “Estas iniciativas de inclusión me parece que son buenas porque expanden las oportunidades a más estudiantes de diversos sectores sociales y no solamente quedan  reservadas para estudiantes de sectores altos”.